La importancia de la luz en nuestros espacios cotidianos

12 febrero, 2019

Una de las cosas más importantes del hogar o del espacio de trabajo es la iluminación. Ella es la encargada de brindar la luz que tus momentos más íntimos merecen pero también a tus ideas profesionales. Es por eso que hoy queremos darte una serie de consejos para iluminar los espacios cotidianos. ¡Toma nota!

Menos es más

Son muchas las personas que desean tener la casa más luminosa del mundo y para conseguirlo colocan lámparas sin sentido. Olvídate de eso. Piensa dónde necesitas luz y de qué manera.

Cocina: coloca sobre la mesa de trabajo, sobre la isla o sobre la barra focos. Este tipo de producto es ideal para alumbrar en el punto exacto.

Salón: una lámpara en el techo no está mal pero no olvides adquirir una lámpara de piel y colocarla en la esquina estratégica para sentarte a leer.

Baño: los apliques están pensados para colocarse sobre el espejo del lavabo.

Habitaciones: recuerda que los cuartos no sirven únicamente para dormir. En ellos nos vestimos, nos arreglamos, nos relajamos, leemos… y necesitamos luz para ello. Hazte con lámparas para las mesas de noche, una lámpara en el techo y evita las sombras teniendo en cuenta las proporciones del armario y la ventana. Otro punto a considerar es poner luz dentro del armario para ver mejor.

Este tip minimalista podemos aplicarlo a la arquitectura y a la decoración puesto que, en ocasiones, nos empeñamos en sobrecargar los espacios con cientos de detalles sin darnos cuenta de que ese tipo de decisiones lo único que consiguen es hacer más pequeña la casa y quitarnos el aire.

Regula la luz

Al igual que ocurre en la fotografía, pasa en la iluminación, la intensidad es importante. Regula la cantidad y el tipo de iluminación que necesitas para cada espacio.

Luz blanca: ponla en la cocina, el estudio y el baño. Estos son lugares de trabajo en los cuales la luz debe ser potente y directa.

Luz cálida: ideal para el recibidor, el salón y el dormitorio. La razón no es otra que hacer el ambiente más acogedor.

Di no a las sombras

¿No sabes cómo hacer esto? Muy sencillo, deja que entre la luz natural puesto que ella es la auténtica protagonista de tu apartamento. Evita colocar cortinas gruesas y opacas en los ventanales y olvídate de poner muebles delante de las ventanas.

El tamaño sí importa

En este sentido, no podemos mentir. Si tu apartamento es grande, la luz fluirá mucho más. Sin embargo, existen truquillos para hacer tu vivienda más amplia iluminando las estancias de manera correcta, colocando espejos o tirando tabiques. La clave está en cambiar las paredes por mamparas translúcidas o cristaleras. Además de contar con un espacio mayor, tu casa quedará reformada de un golpe.

Eso sí, antes de comenzar con las reformas consulta la ley de Propiedad Horizontal puesto que en ella podrás comprobar qué tipo de tabiques podrás demoler en tu piso si vives en una Comunidad de vecinos porque para cierto tipo de cambios se necesita la aprobación de los demás residentes.

A tener en cuenta

Antes de comenzar a comprar lámparas, apliques o candelabros es necesario contar con el suministro eléctrico del hogar o negocio activo. ¿Cómo hacerlo? Dando de alta la luz con la comercializadora que elijas. Como por ejemplo, Endesa. Si vives en Sevilla debes saber que esta compañía cuenta con varias oficinas en las cuales puedes realizar el trámite (más información aquí para encontrar cuál es el punto de servicio más cercano a tu hogar) mientras que si tu empresa se ubica en Huelva tendrás que consultar este enlace para saber cuáles son los pasos a seguir para contratar la luz con Endesa.

Dicho esto, solo te queda anotar los consejos para iluminar tu casa dando amplitud a tus espacios y disfrutar del ambiente más acogedor.